Conéctate con nosotros

Nacional

Superintendente denuncia falta de control en pagos de la EPS SOS.

En una rueda de prensa, el Superintendente Nacional de Salud, Luis Carlos Leal, presentó detalles sobre las irregularidades encontradas en la EPS SOS, una de las tres EPS recientemente intervenidas. El principal accionista de esta entidad es la Caja de Compensación Familiar Comfandi, con una participación superior al 90%.

El Superintendente informó sobre una serie de irregularidades en la contratación y manejo de recursos dentro de la EPS SOS. En particular, destacó que la “integración vertical” entre SOS y Comfandi no cumplía con las normas establecidas. “El presidente de Comfandi es el mismo presidente o fue el mismo presidente de la Junta Directiva de la EPS SOS“, señaló Leal, lo que facilitó que casi toda la red primaria de atención fuera contratada con IPS propias de Comfandi.

Leal explicó que en estos contratos se detectaron sobrecostos, ya que las tarifas pactadas estaban «por encima de las que se encuentran en el mercado». Además, el 91.42% de los contratos se realizaron bajo la modalidad de “evento”, considerada la más costosa del sistema. Pese a los altos montos pagados, “el 75% de los contratos estaban evaluados con un desempeño muy bajo” y no se realizaron auditorías que verificaran el cumplimiento de las atenciones pactadas. “La EPS pagaba sin revisar lo que estaba pagando“, afirmó Leal.

El Superintendente también reveló que entre agosto de 2023 y marzo de 2024, la brecha entre lo ejecutado por las IPS y lo pactado por SOS superó los $19.000 millones. Además, se detectó un “direccionamiento claro” de pacientes hacia la Clínica Valle del Lili para servicios de mediana y alta complejidad, lo cual generó costos elevados para el sistema. “No hay ningún rechazo a que las actividades se presten en centros de alta calidad… pero hay servicios de mediana complejidad que se pueden prestar en otro tipo de redes y que no generarían unos costos tan elevados para el sistema”, precisó Leal.

En cuanto al contrato de medicamentos con Cruz Verde, se evidenció que se pagaba “por cápita”, es decir, un monto fijo por cada afiliado, independientemente de si requería tratamientos o no. “Cruz Verde jamás reportó la entrega de la totalidad de los medicamentos”, advirtió Leal, a pesar de las numerosas quejas por falta de oportunidad en la entrega.

Estas revelaciones subrayan la necesidad de mayor control y transparencia en la gestión de las EPS para garantizar el adecuado uso de los recursos y la calidad en la prestación de servicios a los afiliados.

Seguir leyendo
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *