Conéctate con nosotros

Tendencias

Fredy Guarín admite problemas de alcohol y busca rehabilitación para reunificar a su familia

En una sincera entrevista con la revista Semana, el exfutbolista colombiano Fredy Guarín ha compartido detalles sobre su batalla contra el alcoholismo y su proceso de recuperación. A sus 37 años, Guarín reconoció públicamente su adicción y los efectos devastadores que esta ha tenido en su vida personal y profesional.

Guarín, quien fue parte de la histórica selección colombiana en la Copa del Mundo de Brasil 2014 y tuvo una destacada carrera en clubes de Argentina, Francia, Portugal, Italia, China y Brasil, habló sobre el impacto del alcohol en su vida. Explicó que su adicción le llevó a perder a sus padres y a sus hijos, además de afectar profundamente sus relaciones con las madres de sus hijos, Andreína Fiallo y Sara Uribe.

El exfutbolista admitió haber sido un alcohólico social durante varios años, incluso mientras estaba activo en el fútbol. Sin embargo, su adicción se intensificó tras su salida de Millonarios en 2021, lo que le llevó a tocar fondo y perder su dignidad, su círculo social cercano y la confianza de sus seres queridos. Guarín describió este período como «tocando las puertas del infierno».

En su entrevista, Guarín expresó su arrepentimiento y el deseo de enmendar sus errores. Reconoció que el alcohol fue el peor detonante de sus malas decisiones y actos que lastimaron a su familia y amigos. «Cometí muchos errores, tomé malas decisiones, herí a mucha gente», afirmó. Ahora, está enfocado en su recuperación y en reconstruir su vida con el apoyo de profesionales y la guía espiritual.

El proceso de recuperación de Guarín ha sido intenso. Se internó en un centro de desintoxicación y ha estado trabajando arduamente con un equipo de psicólogos, psiquiatras y entrenadores. «Todo empezó desde lo espiritual», comentó, destacando la importancia de rendirse a su ser superior y aceptar ayuda para superar su adicción.

Guarín también habló sobre el impacto de su adicción en sus relaciones familiares. Aunque perdió su matrimonio con Andreína Fiallo debido al alcohol, destacó que sus padres y sus hijos nunca lo abandonaron. «Cuando hay amor, amor de verdad, se puede decir y sentir que los perdí, pero ellos nunca me perdieron», dijo emocionado. Sobre su relación con Sara Uribe, Guarín mencionó que, aunque intentaron construir un nuevo hogar, su adicción impidió que las cosas funcionaran. Agradeció a Uribe por todo lo que hizo y expresó su respeto y admiración por ella como madre.

Fredy Guarín está ahora comprometido en su proceso de recuperación y en la reconstrucción de su vida, buscando enmendar sus errores y reconectar con su familia y amigos.

Seguir leyendo
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *