Conéctate con nosotros

Deportes

Atlético Bucaramanga hace historia: Primer título en 75 años

El 15 de junio de 2024 será recordado como un día de gloria en el departamento de Santander, gracias a su equipo de fútbol, el Atlético Bucaramanga. Fundado el 11 de mayo de 1949, el club leopardo logró su primera estrella en el fútbol colombiano, cumpliendo así el sueño de toda una región. Durante 75 años, la afición esperó este momento, y finalmente, en el estadio El Campín, bajo la dirección del técnico Rafael Dudamel, los jugadores del Atlético Bucaramanga pudieron gritar “¡campeón!”.

El Atlético Bucaramanga era el único de los clubes tradicionales e históricos de Colombia que nunca había conquistado un título. Lo consiguió de manera contundente, siendo el mejor en la fase todos contra todos y eliminando en los cuadrangulares a los tres campeones más recientes: Pereira, Junior y Millonarios. En la final, superó a Santa Fe en una emocionante definición por lanzamientos desde el punto penalti, una instancia que se ha vuelto habitual en el fútbol profesional colombiano.

La celebración en la ciudad y en todo el departamento de Santander apenas comienza. Se ha decretado un día cívico y se están realizando homenajes para los héroes leopardos. Los nombres de Aldair Quintana, Carlos Henao, Freddy Hinestroza, Fabri Castro, Fabián Zambueza, Aldair Gutiérrez, Kevin Cuesta, Jefferson Mena, Leonardo Flores, Émerson Córdoba, Daniel Mosquera y Joider Micolta, entre otros, quedaron grabados para siempre en los corazones de la hinchada, tanto o más que los de las figuras de antaño como José Américo Montanini, Herman Cuca Aceros, Misael Papo Florez, Miguel Oswaldo González, Jesús Kiko Barrios y Jorge Ramoa. Un reconocimiento especial merece Rafael Dudamel, el técnico venezolano que fue el alma del proyecto y logró convencer al plantel de que podían lograr grandes objetivos.

El semestre de Bucaramanga fue de ensueño. Jugó 27 partidos, de los cuales ganó 14, empató ocho y perdió solo cinco. Marcó 31 goles y permitió 16. Con 49 puntos, tuvo un rendimiento del 60,4%. Fue un equipo serio, efectivo y con gran regularidad, que hizo respetar la casa y sacó puntos muy importantes como visitante. Complementó el orden y la entrega de la mayoría de sus jugadores con el talento y el desequilibrio de algunos de la mitad para adelante. Supo sufrir y sacó la casta en los momentos definitivos. Además, tuvo la dosis de suerte que también necesitan los ganadores.

La conquista del título, tras el empate 3-3 en el marcador global ante Santa Fe y la victoria 6-5 en los lanzamientos desde el punto penalti, desató la euforia de cientos de miles de hinchas del Bucaramanga. Desde los más viejos, que acariciaron la estrella en 1960, hasta los jóvenes, que solo habían celebrado ascensos, pasando por quienes vivieron la final de 1997, en la que la superioridad del rival no les permitió ilusionarse con ganar el trofeo.

La numerosa colonia santandereana en Bogotá celebró a lo grande. Unos 2.500 hinchas, muchos camuflados entre la multitud albirroja, se hicieron sentir después en el estadio ya vacío, como si fueran millones cantando el himno de su región. En Bucaramanga, el festejo no ha parado y no parece que vaya a detenerse pronto. Los recuerdos de la gran historia del club y sus leyendas están más vivos que nunca.

El agradecimiento va también a los jóvenes bumangueses que se reunieron en la carpintería de Miguel González, en la calle 35 con carrera 12 de la capital santandereana, para oficializar el nacimiento de un equipo que representara a la región. El goleador histórico José Américo Montanini, fallecido en noviembre pasado, es recordado como una figura que, según muchos, ayudó desde el cielo.

Aunque Santa Fe habría sido un justo campeón, con 53 puntos y un rendimiento del 65,4%, la décima estrella sigue siendo esquiva para ellos. El equipo, que ganó 16 partidos, perdió seis y empató cinco, recuperó el protagonismo que había perdido y volvió a enamorar a su hinchada, dejando bases sólidas para el proyecto liderado por Pablo Peirano.

Seguir leyendo
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *