Conéctate con nosotros

Córdoba

Alarma en Córdoba: lluvias disparan brote de dengue y malaria con más de 8.345 casos reportados

Con la llegada de las primeras precipitaciones de la temporada, el departamento de Córdoba ha experimentado un preocupante incremento en los casos notificados de dengue y malaria. Según el último boletín epidemiológico del Instituto Nacional de Salud (INS), hasta la semana epidemiológica 21 de 2024, se han registrado 1.864 casos de dengue y 6.481 casos de malaria en la región, posicionando a Córdoba como el departamento con mayor incidencia de estas enfermedades transmitidas por mosquitos en lo que va del año.

Los municipios más afectados por este fenómeno son Tierralta, Puerto Libertador y Montelíbano, donde se ha observado un comportamiento inusual en la propagación de estas patologías. Tierralta lidera las estadísticas de malaria con 3.569 casos documentados y una tasa de incidencia de 35.76 casos por cada 1.000 habitantes, seguido de Puerto Libertador, que presenta 1.501 casos y una tasa de 33.05 por cada 1.000 habitantes.

Expertos en enfermedades tropicales atribuyen este aumento a las condiciones climáticas propicias para la reproducción de los mosquitos transmisores, como el Aedes aegypti en el caso del dengue y el Anopheles en el de la malaria. Las acumulaciones de agua generadas por las lluvias favorecen la proliferación de estos insectos vectores, lo que a su vez incrementa el riesgo de transmisión de estas enfermedades.

Ante esta situación, la Gobernación de Córdoba, en colaboración con el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud, ha implementado diversas estrategias para combatir la propagación de estas patologías. Una de ellas es la capacitación de Colaboradores Voluntarios (CoVol) en el diagnóstico y tratamiento de la malaria en zonas rurales dispersas, con el objetivo de reducir el número de casos y garantizar una atención oportuna a los pacientes afectados. Además, se han destinado recursos por parte del Ministerio de Salud, la Organización Panamericana de la Salud y el Banco Internacional para fortalecer estos programas de prevención y control.

Las autoridades sanitarias locales hacen un llamado a la comunidad para que tomen medidas preventivas, como la eliminación de criaderos de mosquitos y el uso de repelentes, y así contribuir a la mitigación de este brote. La situación requiere de un esfuerzo conjunto entre las instituciones de salud y la ciudadanía para controlar y reducir el impacto de estas enfermedades en la región.

Seguir leyendo
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *